Asociado al
Nuestra convivencia surge en el lenguaje
En el diálogo emergen nuevos espacios emocionales aliviadores
Diálogos abre nuevos espacios de encuentro, comprensión y creatividad terapéutica.
Quienes Somos

IpDialogos - Quienes Somos
Somos un grupo de profesionales que nos con-mueve el bienestar de lo humano y su entorno, dedicados a la práctica clínica psicoterapéutica y a la docencia de post-grado, así como a generar y coordinar diversas acciones en el ámbito de la formación, capacitación y aprendizaje en el área de la Salud Mental, tanto pública como privada.
Estas actividades las realizamos en el marco del Instituto de Psicología Diálogos, instancia creada para operacionalizar nuestra labor en los diferentes espacios de la comunidad regional, nacional e internacional, en los cuales participamos y disponemos nuestra experiencia y voluntad de colaboración y aprendizaje permanente.
La mirada desde la cual desplegamos nuestro quehacer, tiende a explicar y comprender las circunstancias y el devenir del vivir humano, en todos los dominios en que éste se manifiesta. En este sentido nos reconocemos especialmente afines con un abordaje sistémico de las experiencias en los diferente ámbitos en los que somos requeridos: individual, pareja, familiar, grupal, institucional.
Esta mirada se ha configurado desde nuestra propia experiencia; en el hacer cotidiano con otros humanos; en el estudio y comprensión del devenir humano; en el proceso psicoterápeutico de acompañamiento en la transformación del sufrimiento.

Los profesionales de Diálogos compartimos :

Lo humano se configura en la interacción con otros.
Lo humano se configura en la interacción con otros, es a través de los encuentros de mi vida donde, aparezco, enactúo, en el decir de Varela (1998) y me voy constituyendo en “ser”, es decir, en el accionar, en el hacer. Es en el interaccionar donde el contexto en que me desenvuelvo me define y juntos en una danza sin fin, nos describimos y valoramos según la construcción social.

Cada definición de nosotros mismos es una construcción social.
No podemos salirnos del contexto, cada definición pertenece a un momento o a un escenario, con ciertos personajes que a la vez me definen “somos una co-construcción del sistema en que vivimos”, sea éste una familia, un colegio, el trabajo, los amigos, etc.

Todas las vivencias por tanto sus definiciones son válidos.
Si el individuo emerge en la interacción, entonces cada cual cree lo que le han permitido sus vivencias. Todas vivencias absolutamente respetables y ninguna más válida o mejor que la otra. Cada uno ve el mundo desde sus ojos, aludiendo a Maturana (1998), el observador está inmerso en lo que observa, lo que él llamó objetividad entre paréntesis. Sólo podemos ver desde nuestras vivencias y aprendizajes. Entonces, ¿quién dice que lo que yo veo es más válido que las vivencias y experiencias que tienen otros?

Comprender es una tarea que exige un entrenamiento personal y grupal.
Los profesionales de Diálogos nos entrenamos en esto, nos perfeccionamos, nos cuestionamos y miramos en procesos constantes, que nos permiten una visión amplia de nuestras interacciones en el aquí y ahora.